¿Te gustaría aprender a preparar aceite de oliva de calidad infusionado? ¿Aún no sabes que es aceite infusionado y como se prepara?

Con el aceite de oliva es posible preparar una infusión de distintos productos alimenticios. Algo que aportará un sabor único al aceite de oliva, lo que dará unas propiedades organolépticas especiales a nuestras recetas. Seguro que te has fijado que cada vez es más fácil encontrar en restaurantes y tiendas estos aceites con sabores, pero suelen ser excesivamente caros, por lo que hoy queremos enseñarte a preparar aceite de oliva de calidad infusionado a través de sencillas recetas. Y partiendo de estas recetas podrás hacer tus propios aceites con esos ingredientes que más te gusten: de romero, de cítricos, de albahaca, de tomillo, de ajo y perejil, etc. Eso sí, siempre debes emplear productos naturales y frescos, para que aporten la totalidad de su sabor y el resultado sea el deseado.

Los aceites infusionados suelen ser el toque sorpresa para platos tradicionales. El aliado perfecto del chef para sorprender a sus invitados. El proceso de elaboración consiste en una maceración, de las de toda la vida. En cuanto al aceite de oliva, siempre es recomendable que utilices aceite virgen extra, un aceite que aporta todo su sabor y su carácter a nuestros platos. Así conseguiremos que al mezclarlo con otros ingredientes, el propio aceite siga teniendo protagonismo.

Para preparar en casa aceite de oliva de calidad infusionado tan solo necesitarás: un cazo o cacerola, una jarra graduada, botellas de vidrio para el envasado, aceite de oliva virgen extra, y los productos saborizantes que vayas a emplear (romero, ajo, pimienta, limón, albahaca, perejil, etc). Veamos algunos ejemplos:

Aceite infusionado con limón

Para preparar este aceite infusionado con limón, lo primero que tenemos que hacer es cortar la corteza de un limón. Ponemos el aceite de oliva virgen extra en un recipiente al fuego e introducimos las cortezas de limón. Es recomendable que en la cáscara del limón, no vaya adherida la parte blanca, ya que suele aportar amargor al aceite infusionado. Se debe dejar infusionar a fuego muy lento, sin que llegue a hervir en ningún momento. Lo dejamos al fuego infusionando durante aproximadamente 30 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, dejamos enfriar y embotellamos para consumir cuando lo deseemos.

Aceite infusionado con albahaca

Este aceite es perfecto para gran variedad de platos, especialmente recomendable para pescados. Para elaborar aceite de oliva de calidad infusionado con albahaca, tan solo necesitarás introducir en una botella de vidrio el aceite de oliva y varias hojas enteras frescas de albahaca. Déjalo macerar en la propia botella a temperatura ambiente durante 3-4 días, y veras que el resultado es espectacular.

Aceite infusionado de romero y cítricos

Esta alternativa es perfecta para aliñar ensaladas y verduras a la parrilla. Las proporciones exactas para esta receta son, cuatro partes de aceite de oliva virgen extra por cada parte de romero fresco y limpio, y varios pedazos de cáscara de limón (alternativamente puedes utilizar cáscara de naranja o de mandarina). Mézclalo todo a fuego muy lento durante aproximadamente cinco minutos. A continuación deja reposar y embotella.

Aceite de tomillo y tomate deshidratado

Esta combinación es perfecta para elaboraciones con queso, como por ejemplo la popular ensalada caprese. Este aceite infusionado se elabora a partir de cuatro partes de aceite de oliva virgen extra por cada parte de tomate deshidratado, una cucharadita de granos de pimienta enteros, y una ramita de tomillo fresco. Al igual que en el caso anterior, colócalo todo a fuego muy lento, durante cinco minutos. Deja enfriar y embotella. Así de sencillo.

Conservación del aceite de oliva infusionado

Una vez elaborado el aceite de oliva de calidad infusionado, es importante que quede herméticamente envasado, a poder ser en vidrio opaco y alejado de la luz. En estas condiciones conseguiremos conservar el aceite aromatizado hasta un año, listo para consumir en el momento que lo necesitemos. Además, esto tiene la ventaja de que podemos aprovechar el proceso de elaboración para hacer más cantidad y conservarla para todo el año. Es recomendable que las botellas vayan acompañadas de un etiquetado donde especifiquemos el tipo de aceite de que se trata, y lo más importante, la fecha de elaboración.

¿Te ha gustado este post sobre aceite de oliva de calidad infusionado? ¿Por qué no pruebas a hacer tus propias creaciones? Mezcla aceite de oliva virgen extra con los ingrediente que más te guste, y prueba a añadírselo a tus platos, o porque no, simplemente moja pan en ellos. Verás que está delicioso. En el blog de Aceitel queremos ofrecer a nuestros lectores ideas para sacar todo el partido al mejor aceite de oliva, y sin duda, el aceite infusionado es una de las mejores opciones. Si quieres conocer más sobre uno de los productos estrella de nuestra gastronomía, no dejes de visitar nuestra web. Recetas, consejos, remedios caseros,…y mucho más. Y si buscas aceite de oliva de calidad para preparar tus propias elaboraciones, en Aceitel tenemos el mejor aceite de oliva al mejor precio.