¿Has oído hablar de las propiedades del aceite de oliva para los niños? Si no es así, este post te interesa, y mucho. Los padres (especialmente los primerizos) suelen ser un manojo de dudas en todo lo que atañe a sus hijos, y muy especialmente en lo que a la alimentación se refiere. Y es que como todos sabemos, la salud es lo más importante, por lo que debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para cuidarla. Por ello desde Aceitel queremos contarte los nutrientes y las propiedades que tiene el aceite de oliva para los niños.

Para entender los beneficios que tiene el aceite de oliva en los niños, primero debemos conocer cuál es su composición, en la que predomina el ácido oleico con aproximadamente un 80%; a continuación tenemos el ácido linoléico (aproximadamente un 20%), vitaminas y sustancias antioxidantes. Su beneficiosa composición hace que se trate de un producto imprescindible dentro de la dieta de cualquier persona adulta, y por supuesto, de cualquier niño. Es por esto que debemos incluir el aceite de oliva dentro de la alimentación del niño, con unas cantidades que variarán en función de la edad y estatura del niño, siendo un valor orientativo 2 ó 3 cucharadas soperas distribuidas a lo largo de todas las comidas. Esto equivale a unos 25-30 gramos, lo que le aporta la energía necesaria para afrontar sus ajetreadas vidas.

Aceite de oliva para el crecimiento de los niños

No debemos olvidar que el aceite de oliva es una pieza fundamental para el crecimiento y el correcto desarrollo físico y mental de los niños. Y es que las grasas saludables son básicas para ello. Por si esto fuera poco, el aceite de oliva es necesario en las edades más tempranas. Ayuda en la formación de membranas celulares y tejidos de gran importancia como es por ejemplo el sistema nervioso.

Por último no queremos dejar de pasar la ocasión de recordar los principales beneficios que tiene el consumo de aceite de oliva en nuestro organismo, independientemente de la edad que tenga la persona. Entre estos beneficios destacan: reducción del colesterol malo (LDL) y aumento del bueno (HDL), control de la diabetes, efecto vasodilatador, control de la hipertensión arterial, prevención de diversos tipos de cáncer, efectos anti-inflamatorios, mejora la absorción de calcio, reducción del riesgo de trombosis, y mejora del estreñimiento. Esto es solo una muestra de lo mucho que el aceite de oliva puede hacer por tu salud.

Es obvio que los padres tenemos una gran responsabilidad en la salud de nuestros pequeños. Y el primer factor que debemos controlar es la alimentación. Recuerda que una dieta saludable ayuda a los niños a crecer y aprender. A la vez que ayuda a prevenir la obesidad y las enfermedades relacionadas con el sobrepeso (como por ejemplo la diabetes). Introduce en la dieta aceite de oliva para los niños. Estos te lo agradecerán el día de mañana.