A la hora de comprar aceite de oliva virgen extra nos suelen asaltar muchas dudas. Ese el caso del gran interrogante que nos surge a muchos de nosotros, ¿Aceite de Oliva Virgen Extra filtrado o sin filtrar?

Diferencias entre el aceite de oliva filtrado y sin filtrar

Son cada vez más los consumidores que creen que el aceite de oliva virgen extra sin filtrar es mejor que el aceite de oliva filtrado.

Por ello trataremos la diferencia aceite oliva filtrado sin filtrar.

El interés suscitado por el aceite de oliva es cada vez más creciente, lo cual no quita de que la mayoría de los consumidores desconozcan muchos de los factores que rodea a un AOVE. Es el caso del aceite de oliva virgen extra sin filtrar ➜ Comprar AOVE Online

Es verdad que un aceite virgen extra sin filtrar puede llegar a ser más atractivo para algunos consumidores. Ello se debe a que el AOVE sin filtrar presenta un color y una densidad o turbidez más llamativa que la de uno filtrado.

Pero debemos saber que ninguno de esos aspectos tienen relación alguna con la calidad. Por ello, podemos aseverar que la afirmación  “un aceite de oliva sin filtrar es mejor que un aceite de oliva filtrado”, no es cierta.

¿Qué es el filtrado?

Una vez producido el aceite de oliva es opcional su filtrado, ya que no se trata de un paso obligatorio.

Cuando un aceite de oliva virgen extra se filtra, este proceso puede llevarse a cabo de distintas formas, siendo el objetivo final el mismo: eliminar las pequeñas cantidades de micropartículas sólidas de la aceituna (impurezas) y la humedad.

Por lo que la diferencia entre el aceite de oliva virgen extra filtrado o sin filtrar, es que el primero va a presentar un aspecto más brillante y limpio.

Además de proporcionar al aceite de oliva una presentación impecable, él filtrado va a alargar su vida útil.

Por que comprar aceite filtrado

Para resolver definitivamente la duda de si aceite de oliva filtrado o sin filtrar, o daremos varias razones por las que es más recomendable comprar aceite de oliva filtrado.

  • Durabilidad:

Cómo decíamos, el filtrado del aceite de oliva virgen extra proporciona una mayor durabilidad al aceite. Esto se debe a que mantiene intacto sus atributos positivos durante más tiempo.

  • Sabor:

A pesar de que suele asociarse a los vírgenes extras un sabor más intenso. Lo cierto es que eso depende de otros factores como son el tipo de aceituna, el momento de su recogida así como el correcto proceso de elaboración, y no el hecho de ser filtrado o sin filtrar.

  • 100 % aceite de oliva virgen extra

La realidad es que en un envase de aceite de oliva extra filtrado, el 100 % del contenido del mimos es eso, aceite de oliva virgen extra. Sin embargo, en un envase de aceite de oliva virgen extra sin filtrar encontraremos además del aceite, resto de impureza de la aceituna y algo de humedad.

  • Aspecto

Los aceites filtrados presentan un aspecto limpio y brillante, sin embargo, los no filtrados al ser más denso, su aspecto es algo turbio. No obstante esto se trata solo de estética, ya que no tiene que ver ni influye en la calidad de los mismos.