¿Sabías que los aceites de Aceitel están englobados dentro de la Denominación de Origen de Monterrubio? ¿Pero que implica la fabricación de aceites con Denominación de Origen? Hoy en el blog de Aceitel queremos aclararte estas y otras cuestiones referentes a las Denominaciones de Origen, un tema que como consumidores deberíamos conocer y que no siempre es así.

Cada vez nos preocupamos más por lo que comemos, y la mejor manera de conocer este dato es consultar el etiquetado de los alimentos que compramos. En el caso del aceite, como en el caso de cualquier otro alimento, podemos consumir una aceite de calidad o un aceite peor. Y la manera más fiable de saber que el aceite de oliva que estamos comprando es de calidad, es comprobar que se trata de aceites con Denominación de Origen.

La Denominación de Origen es una calificación que se emplea para proteger legalmente ciertos alimentos que se producen en una zona determinada. Son el medio utilizado en la industria alimenticia para el reconocimiento de la calidad y el origen de los productos en función de sus características locales que los diferencian de otros debido a las técnicas de producción, elaboración, tradición, cultivo, así como la situación geográfica. De un modo muy resumido, podríamos decir que la Denominación de Origen garantiza al consumidor un elevado grado de calidad de los productos que está consumiendo.

¿Quien controla cuales son los aceites con Denominación de Origen?

Pero, ¿quién controla cuales son los aceites con Denominación de Origen y cuáles son los requisitos que deben cumplir? Pues para controlar el cumplimiento de toda la normativa y garantizar que los productos que se comercializan bajo una determinada Denominación (D.O.) realmente cumplen con los estándares de calidad exigibles existe el “Consejo Regulador”. Este organismo es una cooperativa pública no estatal cuya misión principal es la de defender una determinada denominación de origen así como sus intereses, garantizar el origen de los productos amparados bajo dicha D.O., así como fomentar los productos pertenecientes a ella. Vamos a profundizar un poco más en estas dos importantes funciones que tiene todo Consejo Regulador de una Denominación de Origen.

  • Control: Tiene el objetivo de garantizar la calidad de los aceites vírgenes extra producidos en su territorio; para ello el Consejo Regulador de la D.O. Monterrubio lleva a cabo un seguimiento tanto del olivar como de las almazaras productoras y de las envasadoras, de manera que se garantice que cada uno de los aceites comercializados bajo dicha Denominación de Origen cumple todas las exigencias establecidas en la normativa vigentes.
  • Promoción: Su objetivo es dar a conocer el producto tanto a nivel nacional como internacional a través de numerosas iniciativas. Se trata de una labor de comunicación e información que resulta fundamental. Y es que una vez certificada la calidad de un producto, es necesario dar a conocer sus virtudes ayudando a la promoción particular que haga cada marca.

¿Cómo podemos identificar los aceites con Denominación de Origen?

Pues es muy sencillo identificar una D.O. a través del envase del aceite, ya que debe llevar una contraetiqueta numerada en la que se describe perfectamente a que Denominación de Origen pertenece dicho aceite. Esta etiqueta numerada es concedida por el Consejo Regulador, que como hemos visto es el órgano que regula la D.O., a aquellos productos de las marcas que han pasado con éxito todos aquellos controles de calidad establecidos.

Debemos tener en cuenta que una marca que comercializa un producto bajo una Denominación de Origen, no puede comercializar otro con la misma marca que no sea Denominación de Origen. Esto es debido a que podría crear confusión en el consumidor, que podría comprar un aceite que cree que es D.O. pero que en realidad no cumple con los estándares de calidad mínimos. Por lo tanto, podemos decir que una marca que apuesta por la Denominación de Origen es una marca que apuesta por la calidad en todos y cada uno de los productos que comercializa.

Denominaciones de Origen de aceite de oliva

Debemos destacar que en todo nuestro país, que es uno de los grandes productores de aceite de oliva del mundo, solo hay a fecha de hoy solo 29 Denominaciones de Origen de aceite de oliva. Dos de ellas las encontramos en Extremadura: Aceite de Monterrubio y D.O.P. Gata-Hurdes. Dentro del sector es conocido que el aceite que se produce en las localidades de Monterrubio de la Serena, Cabeza del Buey y Benquerencia de la Serena es un aceite de los mejores que podemos encontrar en todo el mundo. Este aceite procede de olivos de las variedades Cornezuelo y Picual.

Los aceites son elaborados en almazaras situadas en la zona de producción y con un 90% (como mínimo) de aceituna de dichas variedades. Otro factor que determina la excelente calidad de estos aceites es la distinción que se realiza durante la recolección, entre las aceitunas caídas al suelo y las que se encuentran en el arbol, siendo estas últimas las únicas que son utilizadas para la elaboración del exquisito aceite de oliva virgen. El tiempo que transcurre entre la recogida y la molturación de la aceituna es otro factor determinante. Cada año este tiempo es definido por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Aceite de Monterrubio.

Como se suele decir, somos lo que comemos, y en Aceitel siempre recomendamos consumir productos de primera calidad, con el propósito de obtener todos los beneficios que éstos pueden aportar a nuestra salud. Los aceites con Denominación de Origen son un claro ejemplo de ello. Y en este sentido los aceites de la D.O. Monterrubio están a la cabeza de los aceites de España en cuanto a su excelente calidad se refiere.