¿Sabes cuáles son los beneficios del aceite de oliva en el embarazo? ¿Todavía crees que es peligroso consumir aceite de oliva si estás esperando un bebé? Está es una pregunta que muchas futuras madres todavía se hacen, y un tema que hoy por hoy sigue generando mucha controversia. Hoy desde el Blog de Aceitel queremos arrojar luz sobre este tema, y ayudarte así a seguir una alimentación idónea para que tu embarazo discurre con total normalidad. Por ello, y si te encuentras en esa situación, te recomendamos que sigas leyendo este interesante post con el que vamos a resolver todas tus dudas acerca de los beneficios del aceite de oliva en el embarazo. Comencemos.

Si bien siempre debemos cuidar nuestra alimentación, durante el embarazo es algo que debemos hacer si o si, y no solo por nosotras, si no por el ser que viene en camino y que se terminará convirtiendo en lo más importante de nuestras vidas. Ya sabemos que hay ciertos alimentos que son prohibidos durante el embarazo, y otros sobre los que se genera una duda ante la que muchas veces decidimos renunciar a dicho alimento para evitar cualquier posible riesgo. Por eso es fundamental conocer la verdad sobre la dieta que se puede seguir estando embarazada.

Para entender mejor este tema, vamos a enumerar hasta 7 beneficios que podemos tener si consumimos aceite de oliva durante el embarazo:

  1. Uno de las grandes beneficios del aceite de oliva en el embarazo es su elevado contenido en vitamina E, lo que ayuda de manera notable a la estabilidad estructural y funcional de los tejidos conjuntivos así como aquellos que forman parte del sistema nervioso del bebé. Por si fuera poco, la vitamina E es también un poderosísimo antioxidante que ayuda a proteger la musculatura del bebé e incluso de la madre.
  2. Es conocido el elevado contenido que tiene el aceite en ácido oléico, una sustancia que es esencial durante la formación del sistema nervioso del bebé, muy especialmente durante el último trimestre del embarazo, por lo que principalmente en esta última etapa, debemos asegurarnos de que no hay carencia de dicha sustancia. Una vez que se da a luz, el ácido omega 3 sigue siendo fundamental para el desarrollo del cerebro y de la retina, por lo que debemos destacar la importancia de que la madre siga consumiendo aceite de oliva para poder transmitir al bebé estos importantes nutrientes durante el tiempo que le esté alimentando con leche materna.
  3. Uno de los grandes beneficios que es atribuido al aceite de oliva es su poder para regular los niveles de colesterol. Analizado en mayor profundidad, el elevado contenido de ácido oleico que tiene el aceite de oliva ayuda a regular el colesterol “malo” (LDL), a la vez que reduce notablemente el riesgo de padecer trombosis e infartos.
  4. El ácido oléico también ayuda al correcto desarrollo del sistema óseo del feto, a través de una buena absorción de calcio y de los minerales, al mismo tiempo que tonifica y protege la piel y beneficia el crecimiento del niño.
  5. El consumo de aceite de oliva beneficia igualmente al aparato circulatorio previniendo enfermedades como la aterosclerosis. Por otro lado también beneficia al tránsito intestinal previniendo molestos problemas como son el estreñimiento, y favoreciendo la correcta digestión y la completa absorción de nutrientes.
  6. Otro de los grandes beneficios del aceite de oliva en el embarazo hace referencia a sus efectos antioxidantes sobre la piel, lo que ayuda a evitar marcas cutáneas e incluso estrías. Además, consumido durante el embarazo facilita los cambios que se dan en el feto semana a semana, evitando que puedan quedarle marcas, lo que logra por medio de un piel flexible.
  7. Un último beneficio que queremos destacar del consumo de aceite de oliva durante el embarazo, aunque hay muchos otros, es que inmediatamente tras el parto, en los primeros días de vida del bebé, en el recién nacido se produce una reducción en los niveles de hiperbilirrubinemia, lo que ocasiona una disminución de la hemólisis. Es por este motivo que los profesionales sanitarios recomienden que durante el embarazo se consuman alimentos con un elevado contenido en vitamina E, entre los que destaca notablemente el aceite de oliva.

¿Necesitas más razones para convencerte de que el aceite de oliva no solo no es perjudicial, sino que además son numerosos los beneficios del aceite de oliva en el embarazo? Como puedes haber comprobado en este post, el aceite de oliva es un alimento clave para el correcto desarrollo del feto, y es por ello que debe ser consumido con regularidad para evitar poner en riesgo nuestra salud y la de nuestro bebé. Además, el aceite de oliva es un alimento que resulta muy sencillo de implementar en nuestra dieta (de hecho ya está totalmente implementada, por lo que solo debemos seguir con nuestra alimentación habitual), y es que es un producto que va bien en una gran variedad de ensaladas, legumbres, pescados, carnes, etc. Si quieres conocer un gran número de recetas elaboradas con aceite de oliva no dejes de visitar nuestro Blog. En Aceitel estamos comprometidos con la buena alimentación como medio para conseguir una salud de hierro, porque como se suele decir “la salud entra por la boca”.