La mejor forma de cocinar coliflor

La coliflor es sin duda una de las verduras con peor fama, y uno de esos alimentos que a pesar de sus muchos beneficios, son poco populares entre los más pequeños de la casa. Desde el Blog de Aceitel queremos ayudarte a introducir este alimento tan saludable en tus comidas, y lo vamos a hacer enseñándote a cocinar coliflor por medio de recetas sencillas y divertidas que sin duda hará las delicias de toda la familia.

Palitos de coliflor y queso

Esta sencilla forma de cocinar coliflor es similar a las pizzas, por lo que el éxito está garantizado. Para empezar tritura la coliflor, y tras añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra, métela durante diez minutos en el microondas para que se ponga tierna. Una vez que esté lista, retírala del microondas y añade 4 huevos, 150 gr. de queso rallado, 2 dientes de ajo, orégano, sal y una pizca de pimienta. A continuación estira la mezcla sobre una lámina de papel vegetal y hornéalo durante no más de 20 minutos (asegúrate de que quede dorado). A continuación añade algo más de queso para gratinar, y déjalo unos minutos más en el horno. ¡Verás que rico!

Wok de coliflor, arroz y verduritas

Es sabido que el arroz es uno de los alimentos favoritos de los niños. Por ello que mejor que añadirle verduras y así conseguir que tomen estos alimentos tan nutritivos. Hierve el arroz (que no quede demasiado blando), y aparte rehoga una mezcla de verduras bien picadas (coliflor, zanahoria y guisantes). Una vez estén las verduras en su justo punto (ligeramente duritas) añade el arroz previamente escurrido. Una opción que suele gustar mucho es añadir un par de huevos revueltos a nuestro plato y mezclarlo todo bien. Para darle sabor, nada mejor que añadir un buen chorro de aceite de oliva y un poco de salsa de soja. El éxito con este plato está más que garantizado.

Nuggets de coliflor

La última de las tres formas de cocinar coliflor que te traemos hoy, es sencillamente espectacular. Estamos hablando de los deliciosos nuggets de coliflor. Un plato muy sencillo y que no podría ser más popular entre los peques de la casa. Lo primero que tienes que hacer para elaborar esta receta es hervir una coliflor de un tamaño medio. Una vez haya finalizado la cocción, asegúrate de escurrirla bien, y tritúrala. Seguidamente mezcla bien la masa de coliflor con 150 gr. de queso rallado (los que mejor le va a esta receta son el queso cheddar y el queso mozzarella), 50 gr. de pan rallado, un huevo, y un poco de sal y ajo en polvo. Crea tus nuggets con esta mezcla, rebózalas en pan rallado y fríelas hasta que queden bien doradas. Puedes acompañarlas por ketchup o salsa barbacoa.

Como ves, cocinar coliflor puede ser muy sencillo y divertido. Desde Aceitel te animamos a preparar estas deliciosas recetas elaboradas con el mejor aceite de oliva, como siempre.

¿Por qué utilizar aceite de oliva para cocinar coliflor?

Las verduras en general tienen la mala fama de no ser los alimentos más apetecibles en si mismos, un concepto que alcanza la máxima expresión en los niños. Con las recetas que te hemos enseñado en este post, conseguiremos darle un giro de 180º a este concepto. Pero las verduras son un alimento fundamental que debe estar presente en la dieta de todas las personas. Una de las maneras que tenemos de conseguir que nuestras verduras estén más jugosas es cocinarlas con un buen aceite de oliva virgen extra. Un truco que te funcionará seguro es acompañar el aceite de oliva de hierbas aromáticas u otros productos que realcen su sabor y le den un toque distinto y original. Entre estos “complementos” podemos destacar el ajo, el tomillo, el romero, el orégano o la albahaca. Con este sencillo truco verás que tus verduras pasan a ser un plato muy diferente, pero siempre respetando su personalidad propia y sus múltiples propiedades nutricionales. Además, modificando este aliño, conseguiremos también una mayor variedad de nuestro recetario.

Beneficios de cocinar con aceite de oliva

¿Y qué beneficios tiene cocinar con aceite de oliva sobre nuestra salud? Nadie duda de que el aceite de oliva es un complemento fundamental para nuestras recetas por el sabor tan especial que aporta. Pero es que además tiene innumerables beneficios para nuestro organismo. Y es que el aceite de oliva es fuente de salud. Entre los muchos beneficios que nos aporta, podemos destacar los siguientes: nos protege frente al estrés oxidativo celular, ayuda a evitar problemas de estreñimiento, aumenta la longevidad, ayuda a prevenir diversos problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, y por último, pero no menos importante, favorece la correcta mineralización de los huesos, por lo que es fundamental su consumo tanto en niños como en personas de edad avanzada ¿Qué más se puede pedir?

Como ves, no hay excusas para utilizar aceite de oliva a la hora de cocinar coliflor. La manera más sencilla de comer más sano con menos, y siempre con productos frescos y económicos. Prueba a añadir aceite de oliva en tus recetas de coliflor y verás como el resultado es espectacular.