Seguramente que te hayas preguntado en más de una ocasión que aceite de oliva usar, si aceite de oliva virgen o extra virgen para cocinar.

Afortunadamente, son muchísimos los hogares que ha generalizado el uso del aceite aceite de oliva virgen extra para cocinar.

Los grandes beneficios que aporta a la salud así como sus numerosas cualidades, han cocinar con aceite de oliva virgen extra en todo un placer.

10 Motivos para cocinar con aceite de oliva virgen extra

Para resolver cualquier duda sobre el aceite de oliva virgen o extra virgen para cocinar, os enumeraremos los motivos por los cuales es mejor el aceite de oliva virgen extra para cocinar.

  1. Soporta altas temperaturas

El aceite de oliva virgen extra soporta mejor las altas temperaturas que otros aceites vegetales. A pesar de lo que se pueda pensar, es mucho más resistente que los Aceites de girasol de soja.

El aceite de oliva virgen o extra virgen para cocinar soporta temperaturas de hasta 180 º, lo que si tenemos que tener especial cuidado es en que éste no se queme.

2. Más saludable

Si eres de los que sufres digestiones complicadas, cocinar con aceite de oliva virgen extra será la mejor decisión ya que éste ayuda a tener una digestión regular, contra el estreñimiento y produce además menos acidez que otros aceites.

El aceite de oliva virgen extra para cocinar va a influir de manera muy positiva en nuestro sistema digestivo, ayudándonos a tener un buen tránsito intestinal y estomacal. Además, tomar diariamente aceite de oliva virgen extra ayuda a aumentar la producción de sales biliares.

3. Mantiene los nutrientes

El aceite de oliva extra virgen sirve para freir, ya que los alimentos fritos con él mismo, pierden menos propiedades durante el proceso.

Además, se trata de la mejor opción para rebozados y frituras rápidas, ya que impregnan menos los alimentos dejando así intacto el sabor de los mismo, a la vez que crujientes y jugosos.

4. Potencia el sabor de los alimentos

El aceite de oliva virgen extra para cocinar va a potenciar el sabor de los alimentos. Nuestro paladar va notar claramente una comida sea cual sea, cocinada, frita, aliñada… cuando ha sido elaborada con aceite de oliva virgen extra o con otro tipo de aceite.

Esto se debe principalmente a que lejos de invadir el alimento con su sabor lo que hace es potenciarlo, haciéndolo a la vez más saludable que el resto de aceites.

5. Reutilizable

Gracias a la estabilidad que presenta el aceite de oliva virgen extra se puede reutilizar, pudiendo ser usado para varias frituras y por ende, proporcionándonos un ahorro a nuestros bolsillos.

Prestándole una especial atención, como el filtrado del aceite tras su uso, va a permitir que podamos volver a utilizarlo en nuestras siguientes frituras, sin que este pierda sus propiedades saludables.

6. Dieta equilibrada

Una dieta rica en aceite de oliva virgen extra nos va a ayudar a prevenir la aparición de diabetes, además, en el casos de pacientes diagnosticados con diabetes 2, está demostrado que el consumo de aceite de oliva virgen extra ayuda a controlar sus niveles de glucosa.

7. Menos grasas

Cuando usamos aceite de oliva virgen o extra virgen para cocinar, nos ayudará a que los alimentos tengan menos grasas, además de aportar grasas monoinsaturadas, las cuales son muy saludables para nuestro organismo.

8. En crudo

El aceite de oliva virgen extra, gracias a sus extraordinarias propiedades organolépticas, está además, especialmente recomendado para su consumo en crudo como en aliños, mayonesas, tostadas… realzando el sabor de todas estas preparaciones.

9. Conservación

El aceite de oliva virgen extra se conserva muy bien sin perder sus propiedades. La forma adecuada de conservación debe de ser en un lugar seco y fresco, sin exposición directa con el sol.

10- Infinidad de beneficios para nuestra salud

Ya hemos hablado en más de una ocasión de los infinitos beneficios que nos aporta el aceite de oliva extra para nuestra salud.

Por todo ello, el aceite de oliva extra para cocinar es todo ventajas.