Hemos dicho hasta la saciedad las numerosas propiedades que tiene el aceite de oliva para nuestra salud.

Se trata de un alimento esencial de la dieta Mediterránea que no puede faltar en ninguna mesa. No obstante, como todo lo que gira entorno al aceite de oliva virgen extra, son muchos los que piensan que usa el AOVE para cocinar es un sacrilegio.

¿Aceite de oliva crudo o cocinado?

Si os preguntáis cómo consumir aceite de oliva os diremos que puedes hacerlo como prefieras.

Aceite de oliva crudo o cocinado siempre va a aportar a nuestro organismos una serie de beneficios.

Como decíamos anteriormente, está muy extendido en la sociedad que el uso del aceite de oliva virgen debe estar reservado únicamente para comer en crudo pero no para cocinar.

Sea cual sea el uso que le demos, el aceite de oliva virgen siempre será el mejor aceite para consumir y acompañar nuestros alimentos.

Responderemos a cómo se consume el aceite de oliva diciendo que como uno desee, ya que pensar que no sirve para cocinar es una idea sin fundamento alguno.

A continuación os enumeraremos algunas pautas de cómo se debe consumir el aceite de oliva.

Ventajas del aceite de oliva virgen extra para cocinar

  • El Aceite de Oliva Virgen Extra conserva intactas sus propiedades nutritivas y dietéticas a temperaturas más altas que otros aceites. Pudiendo rebasar perfectamente los 180 º
  • No produce reacciones tóxicas cuando se somete a frituras, asado o cocción, por lo que contribuye a la mejora de las cualidades gastronómicas de los alimentos.
  • A diferencia de otros aceites, el aceite de oliva virgen fríe, no cuece
  • Cunde más que cualquier otro tipo de aceite, pudiéndose usar durante 5 o 6 frituras en óptimas condiciones.
  • Utilizándolo de forma correcta, no pierde sus propiedades y puede reutilizarse en nuevas frituras, superando en todo momento el rendimiento de otros aceites vegetales
  • Cuando freímos los alimentos con aceite de oliva virgen extra de forma correcta, se forma una costra alrededor de los mismo que apenas penetra en ellos, y cuyo valor en calorías apenas supone un incremento. Conservando los alimentos mejor sus jugos y propiedades.

Ventajas del aceite de Oliva Virgen Extra en crudo

  • Gran aliado para la salud del corazón

El aceite de oliva virgen contiene altos niveles de anticoagulantes que sirven para mitigar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos y obstrucciones de las venas y arterias.

  • Es beneficioso para el hígado

El aceite de oliva virgen, especialmente cuando lo tomamos crudo, es un alimento perfecto para realizar una desintoxicación del hígado y de la vesícula biliar.

  • Beneficioso para el sistema digestivo y combate el estreñimiento

La ingesta de aceite de oliva virgen entra ayuda a hacer mejor la digestión y reduce las secreciones ácidas que provocan la pesadez que a veces sentimos después de comer.

  • Un aliado contra el cáncer

Si te preguntabas como tomar aceite de oliva para el cáncer te diremos que de todas formas, aunque especialmente crudo.

El aceite de oliva virgen extra cuenta con un compuesto denominado oleocanthal el cual ejerce un efecto antiproliferativo de las células tumorales.

  • Contra la diabetes

Cómo se toma el aceite de oliva para la diabetes, pues igualmente de todas formas, aunque preferiblemente en crudo.

Para notar sus beneficios para la diabetes es recomendable tomar aceite de oliva virgen extra crudo en cantidades diarias de unos 30 o 40 mililitros, o sea, unas 3 cucharadas soperas aproximadamente.