En esta ocasión es el turno para la comida, hablaremos de la elaboración de uno de los platos más ricos de nuestro recetario, en concreto hoy os desvelamos cómo hacer buñuelos de bacalao paso a paso.

Esta receta de buñuelos de bacalao es típica de Semana Santa, no obstante, con lo rico que están estos boladillos de bacalao, bien merece la pena prepararlo cada vez que nos apetezca.

Os damos todos los trucos y consejos para que os salgan unos buñuelos de bacalao esponjosos por dentro y crujientes por fuera. La clave está en el bacalao frito, que, aunque es un poco engorroso el resultado vale la pena, y en el aceite que usemos, el cual debe ser aceite de oliva de calidad.

Ingredientes para preparar buñuelos de bacalao:

Para 4 personas, en torno a 20 unidades de boladillos de bacalao.

250 gr de migas de bacalao desalado. También se puede preparar con bacalao congelado o con bacalao saldado, no obstante, en el caso de este último habría que desalarlo.

Unas ramitas de perejil

50 gr de cebolleta fresca o ajetes tiernos (según los gustos)

2 huevos

120 gr de harina

8 gr de levadura en polvo (medio sobre)

150 ml de agua.

Aceite de oliva y sal.

Preparación buñuelos de bacalao:

Cerciórate bien de que las migas de bacalao no contengan posibles raspas, y córtalo en trocito muy pequeños.

Lava el perejil y la cebolleta y pica ambos ingredientes, todo lo más finito que puedas.

Pon la harina en un bol, pásala por un colador para que caiga sin grumos, incorporando también al bol la levadura en polvo.

Casca los dos huevos y viértelos en el bol de la harina junto con el agua y mezcla con unas varillas hasta que no haya grumos y el aspecto sea homogéneo. No hace falta batir, solo mezclar.

Incorpora al bol el bacalao, el perejil, la cebolleta y una pizca de sal y mezcla de nuevo. Ya tenemos la masa lista. Déjala reposar 15 minutos antes de freírla.

El bacalao frito lo podemos hacer en una freidora, en una sartén o en un cazo. En cualquiera de los casos, el procedimiento será el de llenar una cuchara sopera de masa, la pondremos encima del aceite de oliva y con la ayuda de otra cuchara arrastraremos toda la mas de la cuchara para que se sumerja en el aceite. Todo esto debemos hacerlo rápidamente ya que se trata de una masa muy líquida.

Según el utensilio que usemos:

Freír los buñuelos de bacalao en cazo o sartén honda: añadiremos abundante aceite de oliva virgen. Calentar en el fuego fuerte, cuando el aceite está bien caliente, sin que llegue a humear, los freiremos durante unos segundos, procurando que se hagan por ambos lados y siempre en tandas pequeñas para que la temperatura del aceite no baje.

Si cuentas con un termómetro de cocina podrás medir la temperatura del aceite y comenzar a hacer el bacalao frito cuando llegue a 170 º C.

Si lo que vas a usar para freír los boladillos de bacalao es una freidora, añade el aceite hasta donde te indique la señal de la propia freidora y prográmala para que se caliente hasta los 170 º C. Cuando haya alcanzado esta temperatura échalos tal y como te he indicado, siempre en tandas pequeñas y hasta que estén dorados por todos lados.

Una vez los hayas sacado, ponlos en un plato amplio con papel de cocina para que vaya absorbiendo el exceso de aceite y queden crujientes por fuera.

Tiempo: 45 minutos más 15 minutos de reposo de la masa

Dificultad: Fácil