A pesar de que el aceite de oliva es la base de la cocina mediterránea, es también un gran desconocido, por ello hoy hablaremos sobre cómo saber si el aceite de oliva es bueno.

A vuestra pregunta de cómo saber si un aceite de oliva es bueno os responderemos con una claves para que podáis averiguarlo.

7 claves para saber si el aceite de oliva es bueno

La gran duda que nos surge a la mayoría de nosotros a la hora de comprar aceite de oliva como saber si es bueno.

Para ayudaros a resolver vuestras cuestiones sobre como elegir el mejor aceite de oliva os daremos las siguientes claves.

  1. Confiar en la etiqueta

Debemos mirar que el producto esté etiquetado como Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).

El aceite de oliva virgen extra va a ser siempre de mayor calidad. En el mercado podremos encontrar también otros aceites etiquetadlo como Virgen así como aceites catalogados como Suave o Intenso pero que no contienen la definición de Virgen Extra.

2. Elaboración

Otra clave de cómo saber si un aceite de oliva es bueno es conocer cómo se ha producido el mismo.

Los aceites de oliva virgen extra (AOVE) de calidad deben haberse producido con primera extracción en frío.

El motivo de ello es que las máquinas tradicionales de prensado pueden producir oxidación en el líquido, mientras que las máquinas modernas de acero inoxidable, evitan este inconveniente.

Por todo ello, como decíamos, si buscamos un aceite de primerísima calidad debemos evitar a toda costa la palabra “prensado” y buscar “primera extracción en frío”.

3. Picor en la garganta

Cuando bebemos aceite de oliva usando un cuchara por ejemplo o vaso pequeño, debemos notar que pica. Se trata de esa sensación picante en la garganta que nos hace toser.

El picor del aceite de oliva proviene de los polifenoles, éstos, al igual que en el vino, son antioxidantes naturales que proceden de la propia aceituna.

Los prolifenoles se pierden con el refinado, de este modo no encontraremos esa sensación de picor en aceites de oliva de baja calidad.

En definitiva, que un aceite de oliva pique en la garganta es una cualidad positiva de ese producto.

4. El envase

Otro factor a tener en cuenta para que nos ayude a como saber si un aceite de oliva es bueno es el envase del mismo.

Se trata de un aspecto muy importante ya que es donde el aceite de oliva se conservará guardando o no su propiedades.

Debemos evitar a toda costa los envases transparentes, ya que le aceite de oliva es muy sensible a la luz y a la oxigenación.

Por este motivo el producto debe estar envasado en botellas oscuras o dentro de estuches que lo protejan de la luz.

Cuando un aceite de oliva esté más expuesto al calor, la luz y el oxígeno, más calidad perderá. Este aspecto es muy importante a la hora de ir a comprar, debiéndonos de fijar en las condiciones de exposición y almacenaje en las que el vendedor tiene el aceite de oliva.

5. Aceite joven

A pesar que legalmente la venta del aceite de oliva con mas de un año de antigüedad está permitida, nosotros debemos optar por aceites jóvenes.

Es decir, si vamos a comprar un aceite de oliva virgen extra nos fijaremos en el envase, donde debe aparecer la fecha en la que ese aceite haya sido producido.

De modo que a la hora de comprar un aceite de oliva optaremos por aquel que haya sido elaborado en una fecha más cercana a la que nos encontramos. Por ejemplo, si vamos a comprar una botella de aceite de oliva virgen elegiremos la que tiene como fecha diciembre de 2021 antes que la que tiene como fecha de producción noviembre de 2021.

6. El color

Si os fijáis, en las catas de aceite de oliva el producto se sirve en copas que no permiten ver el color del mismo. Ello se debe a que lo que se analiza no es eso, el color, sino los aromas y la sensación en la boca.

Un buen aceite de oliva virgen extra debe ser amargo, ya que es el sabor elemental característico del aceite obtenido de las aceitunas verdes o en envero. Además, debemos tener en cuenta que la acidez característica de un buen aceite de oliva está cerca del 0,1, y a mayor acidez, menor calidad.

7. Opiniones de otros consumidores

Por último y no menos importante, tener en cuenta las opiniones de otros consumidores también nos ayudará y mucho a saber si un aceite de oliva es bueno.

La mayoría de las cooperativas, almazaras y tiendas especializadas cuentan con un sitio web donde vender sus productos o al menos anunciarlos.

Internet nos posibilita consultar las opiniones de otros usuarios y consumidores basadas en sus vivencias con el producto que nos interese.

Saber que las personas opinan bien sobre un aceite de oliva nos va a garantizar también la calidad del mismo.