Consumo del aceite de oliva en España

Es conocido por todos que el aceite de oliva es uno de los productos estrella en nuestra dieta mediterránea, pero ¿sabes realmente cual es el consumo del aceite de oliva en España? En Aceitel, como expertos en el sector, conocemos a la perfección estos datos y queremos explicártelos de un modo sencillo y ameno para que te hagas una idea de lo importante que es el aceite de oliva dentro de nuestra alimentación, siendo uno de los productos estrella y por lo tanto más consumidos. Para empezar, simplemente queremos darte una cifra. El consumo del aceite de oliva en España por persona se sitúa aproximadamente en 10 litro por año. Pero de las estadísticas oficiales se pueden sacar muchas otras conclusiones. Vamos a verlas.

España produce casi la mitad del aceite de oliva que se consume en el mundo, y como no podía ser de otra manera, el consumo del aceite de oliva en España alcanza valores altos, siendo de algo más de 0,8 litros al mes por persona, lo que ha implicado un total de 430 millones de litros consumidos en nuestro país. Este consumo ha repercutido económicamente de un modo más que notable, traduciéndose en una facturación que ronda los 1.300 millones de euros, unas cifras espectaculares para una industria en la que trabajan miles y miles de personas y de la que depende la economía doméstica de gran cantidad de hogares.

Si comparamos el consumo del aceite de oliva en España con el consumo de otros aceites, el dato más importante es que el segundo tipo de aceite más consumido en nuestro país es el de girasol, aunque el consumo de este tipo de aceite está muy por debajo del de aceite de oliva, siendo de tan solo 3 litros al año por persona, lo que quiere decir que de cada 4 litros de aceite que consume una persona en España, 3 litros son de oliva y uno de girasol.

Si distinguimos estos datos por tipo de aceite, obtenemos que del total de aceite de oliva que se consume en España, aproximadamente dos tercios (300 millones de litros) corresponde al aceite de oliva no virgen, mientras que el resto (150 millones) corresponde al aceite de oliva virgen. Queremos hacer especial hincapié en este dato, y es que en los últimos años la diferencia entre estos consumos se ha incrementado, posiblemente motivado por la crisis económica que ha afectado a miles de hogares. Aunque la calidad de ambos tipos de aceite de oliva es extraordinaria, siempre recomendamos el consumo de aceite de oliva virgen extra, siendo con diferencia el que reúne unas mayores propiedades para la salud, y no supone un incremento de coste excesivo.

Otro dato muy curioso es el desglose de los datos de consumo según el tipo de consumidor. En este sentido, destacar que el consumo de aceite de oliva es mayor en las viviendas de personas mayores, adultos independientes y parejas sin hijos. O lo que es lo mismo, en los hogares en los que hay niños, el consumo de aceite es inferior. Esto es un grave error, pues como ya hemos comentado en otros artículos, el consumo de aceite de oliva es fundamental para la dieta y el perfecto desarrollo físico y mental de los niños, por lo que no deberíamos prescindir bajo ningún concepto de este alimento en la dieta de los pequeños de la casa.

En cuanto a la distribución geográfica de este consumo dentro del territorio nacional, debemos diferenciar entre el consumo doméstico y el consumo para restauración. En cuanto al consumo doméstico, es Cantabria, País Vasco y Galicia, donde se concentra un mayor consumo. En el lado opuesto tenemos a Navarra, Castilla-La Mancha y Murcia, comunidades donde el consumo esta claramente por debajo de la media. En cambio, cuando hablamos de consumo para la restauración comercial, es Andalucía, Extremadura, Comunidad Valenciana y Murcia, las comunidades donde el consumo de aceite de oliva es más elevado. Como cifras globales, destacar que del total de consumo del aceite de oliva en España, aproximadamente el 55% corresponde al consumo en los hogares, el 40% a la restauración comercial (bares y restaurantes) y el 5% restante a restauración social.

Por último queremos que conozcas las cifras de venta desglosadas por tipo de establecimiento. Es decir, dónde compramos el aceite que consumimos. El mayor peso en la venta se lo llevan los supermercados, siendo responsables de hasta un 65% de las ventas de aceite de oliva en España. Por detrás encontramos las grandes superficies o hipermercados, con casi un 25%. Por último, y con valores muy reducidos encontramos los economatos y cooperativas (2%), los establecimientos especializados (1,5%) y el autoconsumo (que no llega al 1%). El pequeño porcentaje restante corresponde a otras formas comerciales minoritarias.

Para finalizar podemos sacar algunas conclusiones: el consumo del aceite de oliva en España sigue protagonizando unas cifras espectaculares, siendo sin duda alguna uno de los productos favoritos de los consumidores, con un consumo por persona aproximado de 10 litros al año. El aceite más consumido es el aceite de oliva no virgen, siendo los hogares sin niños donde se consume aceite de mayor calidad. La mayor parte del consumo corresponde a los hogares y el lugar favorito para realizar la compra de aceite de oliva sigue siendo el supermercado tradicional.

Tipos de aceite de oliva en España

Ya hemos hablado largo y tendido sobre el consumo de aceite de oliva en España. Pero, ¿sabías que también somos uno de los grandes productores del mundo? Y es que España no solo se caracteriza por producir el mejor aceite de oliva del mundo, sino que también lo hace en grandes cantidades, abasteciendo no solo el mercado nacional, sino también el internacional. Países como Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido o Japón, pueden dar buena cuenta de lo que estamos diciendo.

Para cerrar este completo post queremos contarte brevemente qué tipos de aceite de oliva se producen en España bajo la denominación establecida por la Unión Europea. ¡Toma nota!

  1. Aceite de orujo de oliva: El aceite de orujo de oliva es el de menor calidad para el consumo y no debe ser considerado aceite de oliva pues su elaboración consiste en el prensado y triturado de los huesos de las aceitunas para a continuación aplicarle diversos agentes químicos y suele mezclarse con aceite de oliva virgen. El aceite de orujo de oliva es ampliamente utilizado en los bares y restaurantes que frecuentamos, donde es utilizado como engrasante para planchas, freiduras, etc., a un bajo coste. Este tipo de aceite debe tener un grado de acidez no superior al 1% y no posee las propiedades beneficiosas para la salud que poseen los aceites de oliva de mayor calidad.
  2. Aceite de oliva: Su grado de acidez no debe superar el 1%y su sabor varía dependiendo del tipo de aceite de oliva virgen empleado para su producción. Este tipo de aceite de oliva es producido mediante una mezcla de aceites refinados y aceites vírgenes, por lo tanto, es un tipo de aceite de menor calidad.
  3. Aceite de oliva virgen: Las diferencias principales que presenta con respecto al aceite de oliva virgen extra radican en que su grado de acidez es superior al 0,8% (pero siempre menor al 2%) y también en su gusto, ya que es menos sensorial, aunque también su sabor es muy agradable. Su extracción se realiza también a través de procedimientos mecánicos de prensado en frío tomado del primer prensado de las aceitunas.
  4. Aceite de oliva virgen extra: Está considerado el mejor aceite del mercado, y se caracteriza por presentar un color verde muy intenso. Su sabor es exquisito. Se obtiene exclusivamente con procedimientos mecánicos y debe tener un grado de acidez menor de 0,8%. Este parámetro se consigue a través de un análisis en laboratorio relacionado con la cantidad de ácidos grados que presenta el aceite.

En Aceitel queremos recordarte que el aceite de oliva es un producto lleno de propiedades y beneficios para nuestra salud, por lo que no deberíamos reducir su consumo bajo ningún concepto. Y es que nadie duda de que la salud es lo más importante, y como ya te hemos contado otras veces, la salud entra por la boca. Así que no dudes a la hora de buscar el mejor aceite virgen extra.

¡Comparte el contenido sí te ha gustado!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin