Deliciosas croquetas de queso con Torta del Casar

¿Te gustaría aprender una mueva receta sencilla y deliciosa para estas fiestas? ¿Buscas un plato con el que sorprender a tus invitados? Hoy desde Aceitel queremos resolverte ese problema enseñándote a preparar unas deliciosas croquetas de queso. Y puestos a elegir que mejor queso que la Torta del Casar, que por su cremosidad y sabor es perfecto para preparar cualquier tipo de plato como pueden ser las croquetas de queso. Y pos supuesto, siempre dándoles ese toque especial que aportan a las frituras nuestro aceite de oliva virgen extra.

Para empezar toma nota de los ingredientes que necesitarás para preparar estas ricas croquetas de queso:

  • 200 gr. de torta del Casar.
  • 600 ml. de leche.
  • 1 cebolla cortada en pequeños trozos.
  • 3 cucharadas de harina.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • Sal, pimienta y nuez moscada.
  • Para el rebozado necesitarás dos huevos bien batidos, harina y pan rallado.
  • Aceite de oliva Aceitel para la fritura y el sofrito.

El proceso de elaboración no tiene gran complicación. Para empezar sofríe la cebolla en aceite de oliva hasta que quede pochadita y añade la mantequilla. Cuando la mantequilla se halla fundido añadimos la harina un removemos un poco para que se cocine. Añade poco a poco la leche caliente sin parar de remover con una cuchara de palo. Cuando la mezcla sea homogénea, añadimos el queso y seguimos removiendo, evitando que se pegue a las paredes de la sartén. Ahora añadimos la sal y las especias. Esta masa debemos dejarla reposar en la nevera durante un día. Al día siguiente ya puedes darle forma a las croquetas, rebozarlas y freírlas en abundante aceite de oliva. Y ya está.

¿Por qué debes utilizar aceite de oliva para freír?

Llegado el momento de freír nuestras deliciosas croquetas de queso debemos elegir entre las distintas opciones que tenemos: aceite de oliva, aceite de girasol, aceite de palma, etc. En este sentido, el aceite de oliva aporta un toque muy especial, además de todos aquellos beneficios que tiene para nuestra salud. Son muchos los estudios que avalan al aceite de oliva como el mejor aceite para frituras, lejos de la creencia tradicional que nos ha llevado durante décadas al consumo masivo de otros aceites de peor calidad.

En cuanto a la temperatura ideal a la que debes freír tus alimentos, es fundamental diferenciar entre el tipo de alimento de que se trate. A grandes rasgos, podemos establecer la siguiente tramificación:

  • En el caso de carnes y pescados empanados o rebozados, la temperatura ideal es 160ºC.
  • En el caso de alimentos con un elevado contenido en agua, como verduras o patatas, la temperatura ideal oscila entre los 130 y 140ºC.
  • En el caso de huevos o alimentos que fríen con rapidez, la temperatura ideal es 180ºC.

En el caso de nuestras croquetas de queso, se recomienda que el aceite esté a una temperatura elevada (aproximadamente 180ºC) y el tiempo de cocinado es reducido, ya que tan solo necesitamos que el exterior coja ese toque dorado y crujiente que tanto nos gusta.

Ya tienes listas tus deliciosas croquetas de queso elaboradas con torta del Casar y el mejor aceite de oliva. Como ves es la mar de sencillo. Ya no tienes excusas para cocinar estas fiestas.