Ya sabemos que el aceite de oliva es un alimento de lo más beneficioso para nuestro organismo, además sus excelentes propiedades también lo convierten en un aliado perfecto para el cuidado de nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera, siendo uno de los ingredientes principales en muchos productos de belleza. Hoy os descubrimos otra utilidad de este producto, os enseñaremos a conseguir vuestro desmaquillante natural casero con aceite de oliva. 

Cuando aplicamos una capa de maquillaje sobre nuestro rostro conseguimos un aspecto perfecto: una piel luminosa, impecable, sin perfecciones… Pero finalizado el día debemos retirar esa falsa piel de nuestro rostro para dejarlo transpirar durante la noche.

Es entonces cuando echamos mano de los productos desmaquillante, pero, ¿no sería mejor usar un desmaquillante natural como es el aceite de oliva virgen extra?

Si aún no has dado con tu desmaquillante ideal es hora de que te pases al desmaquillante casero, elaborado cien por cien con aceite de oliva, lo que lo convierte en un aceite desmaquillante totalmente natural.

Cómo desmaquillarse con aceite de oliva

Tal y como venimos diciendo, el aceite de oliva es una solución muy útil para limpiar bien la piel, al mismo tiempo que repara, hidrata y mantiene su juventud.

En el mercado existen infinidad de productos que se nos presentan ideales para limpiar nuestro rostro, pero, te ha parado a leer su composición. Probablemente la mayoría de ellos contengan componentes agresivos para tu piel, por lo que os aconsejamos que siempre que podáis, acudáis a productos naturales, como es el caso del desmaquillante natural a base de aceite de oliva.

Este desmaquillante casero va a proporcionar multitud de beneficios a los tejidos de nuestra piel, no obstante, es importante que sepáis que el aceite de oliva no va bien a todos los tipos de rostro. De modo que si vas a usar aceite desmaquillante debes saber que si tu piel es grasa no te va a ir bien, el aceite de oliva solo es adecuado para las pieles secas. Por ello, antes de nada, comprueba cuál es tu tipo de piel.

Utilizar aceite de oliva como desmaquillante natural nos va a proporcionar un resultado espectacular. Además de nutrir nuestra piel, este desmaquillante casero nos va a dejar una piel lozana y extra suave.

Para desmaquillarte con aceite de oliva, al igual que con otros aceites desmaquillante, te recomendamos que uses discos de algodón. Verte unas gotas de aceite de oliva en el disco de algodón. Seguidamente, pásalo sobre la piel, comenzando por la zona de la frente y descendiendo por los pómulos, las mejillas… hasta llegar al cuello. Deja el área de los ojos para el final.

Llevar a cabo esta acción realizando movimientos circulares y suaves, sin presionar el algodón contra la piel para evitar dañarla.

En el caso de la zona de los ojos os recomendamos que elabores una base de aceite de oliva y manzanilla para así proteger esta zona sensible. Solo tienes que dejar enfriar la infusión de manzanilla y verter unas gotas de aceite de oliva.

Para terminar, enjuaga tu rostro con abundante agua tibia y ¡listo!