La receta más sencilla de fingers de queso

¿Estás buscando una receta fácil que guste a tus niños? ¿Por que no pruebas a hacer estos deliciosos fingers de queso? Hoy en el blog de Aceitel queremos enseñarte una receta con la que chuparse los dedos, nunca mejor dicho. Unos espectaculares fingers de queso elaborados con ingredientes de calidad y de un modo muy sencillo. Y para acabar, queremos contarte a qué temperatura debes freír tus alimentos. ¡No te lo pierdas!

Los ingredientes que vas a necesitar para hacer los fingers de queso son:

  • Queso (preferiblemente Emmenthal, Gouda o Gruyere).
  • Harina.
  • Huevo batido.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva.

La preparación no podría ser más sencilla. Para empezar corta el queso en tiras de aproximadamente 1 cm. de grosor y 7-8 cm. de largo. Ten en cuenta que para poder trabajar con el queso, debe estar frío, por lo que debes tenerlo unas horas en la nevera antes de empezar con la preparación. A continuación pasa las tiras de queso por harina, y posteriormente por el huevo batido y por pan rallado un par de veces, para que coja bien la capa crujiente tan característica de los fingers de queso. Si lo deseas, puedes añadir algo de pimienta para darle más sabor al pan rallado. Ya solo quedaría freír los fingers en aceite de oliva virgen extra para acabar de darles ese sabor que tanto gusta a todos.

No lo dudes más y prueba a hacer esta receta de fingers de queso con la que hacer las delicias de todos en casa. Un plato perfecto para los pequeños de la casa…y para los no tan pequeños. ¡Buen provecho!

¿Y a qué temperatura debes freír tus alimentos?

A la hora de freír estos deliciosos fingers de queso, o cualquier otro alimento (pescados, patatas, verduras en tempura, etc.), siempre es aconsejable emplear aceite de oliva frente a otros aceite de peor calidad como son el de girasol o el de palma.

La temperatura ideal a la que freír tus alimentos dependerá del alimento en concreto, pero a grandes rasgos podemos seguir la siguiente tramificación:

  • En el caso de carnes y pescados empanados o rebozados, la temperatura ideal es 160ºC.
  • En el caso de alimentos con un elevado contenido en agua, como verduras o patatas, la temperatura ideal oscila entre los 130 y 140ºC.
  • En el caso de huevos o alimentos que fríen con rapidez, la temperatura ideal es 180ºC.

En el caso de nuestros fingers con queso, se recomienda que el aceite esté a una temperatura elevada (aproximadamente 180ºC) y el tiempo de cocinado es reducido, ya que tan solo necesitamos que el exterior coja ese toque dorado y crujiente que tanto nos gusta.

¡Comparte el contenido sí te ha gustado!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin