¿Te gustaría aprender a hacer tus propios jabones de aceite de oliva? ¿?Quieres saber como lograr tener esa piel perfecta que tanto deseas? Pues hoy vamos a cumplir todos tus deseos. Desde Aceitel vamos a contarte como elaborar jabones de aceite de oliva y karité, una mezcla perfecta para lograr una piel de 10.

Para la elaboración de nuestros jabones de aceite de oliva y karité vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 400 gr. de aceite de oliva Aceitel.
  • 400 gr. de manteca de karité refinada.
  • 100 gr. de aceite de coco.
  • 115 gr. de sosa cáustica.
  • 300 ml. de agua desmineralizada.
  • 25 gr. de esencia aromática de vainilla.
  • Dióxido de titanio para cosméticos.

Además de todos estos ingredientes, vas a necesitar también un molde para darle forma al jabón, un bol de cristal, un termómetro y una batidora de brazo. Como siempre, recomendamos extremar las medidas de seguridad siempre que manejes productos que puedan producir algún tipo de daño, y para ello te sugerimos que utilices unas gafas de protección, una mascarilla, y unos guantes.

Elaboración de jabón de aceite de oliva y karité

En cuanto al proceso de elaboración, no tiene gran complejidad. Eso sí, si quieres obtener un resultado de gran calidad, te recomendamos que sigas cada uno de los pasos que te vamos a enumerar a continuación al pie de la letra. Cualquier “innovación” que pretendas hacer, puede arruinar la fabricación de tu jabón de aceite de oliva y karité. ¡Comencemos!

  1. Lo primero es protegernos. Así que, este es el momento de ponernos los guantes, las gafas y la mascarilla.
  2. Pesamos todos los ingredientes. Cuanta mayor precisión, mucho mejor.
  3. Vertemos la sosa cáustica sobre el agua (siempre en este orden, ya que si lo haces al revés, podrá salpicar y quemarte). Remueve bien hasta que la sosa de disuelva. Ten en cuenta que se producirá una reacción que generará calor, alcanzando la mezcla una temperatura aproximada de 85ºC. Deja que baje la temperatura hasta los 40ºC.
  4. Mientras juntamos en el bol la manteca de karité, el aceite de oliva y el aceite de coco, y lo pondremos al baño maría a una temperatura aproximada de 40ºC.
  5. Una vez que la mezcla de sosa y agua haya alcanzado la temperatura de 40ºC, la añadimos al bol donde tenemos la manteca de karité, y los aceites de oliva y de coco, y lo batimos todo bien con la batidora.
  6. Añadimos el colorante (en este caso el dióxido de magnesio, pero puedes usar otro). Sigue batiendo, y notarás como pronto la mezcla toma un color amarillo.
  7. Añadimos la esencia aromática de vainilla (u otra a tu elección) y termina de batir para que se mezclen bien los aromas.
  8. Lo vertemos en el molde y lo dejamos 1 o 2 días hasta que alcance la dureza deseada.
  9. Una vez pasado este tiempo, ya podemos desmoldar.
  10. Recuerda que para que el jabón pueda ser usado con total garantía, siempre es recomendable que pasen aproximadamente 30-40 días desde su fabricación. Tras este tiempo, medimos su pH, y si el valor obtenido es el adecuado, ya podremos usarlo.

Como ves preparar jabones de aceite de oliva no tiene mayor complicación. Unos jabones que te permitirán tener esa piel que tanto deseas, y todo elaborado con ingredientes naturales de calidad como nuestro aceite de oliva Aceitel. Si quieres saber más sobre la elaboración de jabones caseros con aceite de oliva, no dejes de leer este otro post de nuestro blog.