Seguro que muchos de vosotros habréis escuchado en más de una ocasión lo bueno que es consumir los minerales del aceite de oliva para la salud, pero sabéis por qué.

Consumir aceite de oliva virgen extra favorece la absorción de minerales

Efectivamente, consumir aceite de oliva virgen extra va a favorecer la absorción de minerales por parte de nuestro organismo.

Se trata de una afirmación constatada científicamente. Son muchas las vitaminas y minerales del aceite de oliva y por ende, son muchos los beneficios que aporta a todo aquel que lo consume.

Minerales del aceite de oliva

Al hablar de las vitaminas y minerales del aceite de oliva, nos vemos obligados a recalcar que siempre va a ser mucho más saludable el AOVE, que cualquier otro aceite de oliva de menos calidad, ya que le primero contiene muchos más minerales como ahora veremos.

El Aceite de Oliva Virgen Extra contiene una elevada tasa de vitamina E, que para los que no lo sepáis, se trata del mayor antioxidante de toda la naturaleza.

Se dice de la vitamina E que es la vitamina de la “eterna juventud”

Pero, además, el AOVE es rico en vitaminas A, D y K, la cuales, junto a la vitamina E, favorecen la absorción de minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio y el zinc.

Estos minerales van a ayudar a mantener los tejidos blandos y óseos, la vista y el sistema inmunológico.

El consumo habitual de aceite de oliva virgen extra va a ayudarnos a mejorar nuestra salud intestinal, prevenir enfermedades tales como la artritis, el Alzheimer, enfermedades cardíacas o reducir el colesterol

¿Para qué sirven las vitaminas y minerales del aceite de oliva?

Ya hemos citado algunas de las vitaminas que posee el aceite de oliva virgen extra, y también hemos señalado la importancia de las mismas para que nuestro organismo absorba minerales vitales para nuestro bienestar.

Seguidamente os detallamos los efectos que tienen en nuestro organismo.

Vitamina A

Tal y como hemos comentado con anterioridad, la vitamina A ayuda al desarrollo de los huesos, los tejidos blandos, las mucosas y la piel.

Además, con esta vitamina ayudamos a nuestro organismo a mantener en buen estado la vista, el sistema inmunológico y la capacidad de reproducción.

La carencia de vitamina A va a suponer que seamos más propensos a contraer enfermedades infecciosas, tengamos problemas de visión o erupciones cutáneas.

Vitamina D

La vitamina D va ayudar, principalmente, a que nuestro cuerpo absorba el calcio, de ahí cuando hablamos de los minerales del aceite de oliva.

El calcio es imprescindible para que nuestros huesos estén fuertes y sanos.

Si nos falta esta vitamina podemos contraer enfermedades cardiovasculares, artritis, fibromialgia y depresión.

Vitamina E

Ya hemos comentado que esta vitamina, la E, es la reina del antioxidante.

Entre sus funciones está ayudar al sistema inmunológico, manteniendo a raya a virus y bacterias.

La falta de esta vitamina puede ocasionar trastornos neurológicos.

Vitamina K

Se trata dela vitamina encargada de regular la coagulación en sangre.

Además, la vitamina K, es una fuente necesaria para el crecimiento y cuidado de los huesos. Nos ayuda además a reducir el riesgo de sufrir infartos, así como problemas cardiovasculares.

Con todo lo dicho queda claro que el Aceite de Oliva Virgen Extra es beneficioso para la salud. Se trata de un alimento totalmente natural, siendo su consumo 100 % recomendable.

Añadir AOVE a nuestra dieta va implicar multitud de beneficios para nuestro organismo, a la vez que disfrutamos de un producto de lo más rico.