Gracias a nuestra receta podrás saber como se hacen los pestiños de forma fácil y rápida.

Receta de pestiños extremeños

Pocos dulces típicos hay tan populares como los pestiños extremeños. Por ello hoy en el Blog de Aceitel queremos mostrarte la auténtica receta de este dulce. Una receta que ha pasado de generación en generación para que podamos seguir disfrutando de ella.

Los ingredientes que vamos a necesitar para elaborar esta receta son:

  • Un vaso de vino blanco (opcionalmente puedes emplear vino dulce)
  • Tres vasos de harina
  • Dos cucharadas de anís en grano
  • 50 ml. de anís líquido
  • Azúcar
  • Canela
  • Un vaso de aceite de oliva virgen extra (te recomendamos nuestro Aceite de Monterrubio)

Comprar Aceite de Oliva Virgen

  1. En cuanto al proceso de elaboración, para empezar pon en una cazuela el aceite de oliva, el vino y el anís (tanto líquido como en grano).
  2. Ponlo a hervir a fuego medio, y cuando empiece a hervir, retíralo del fuego.
  3. Ponemos en un bol la harina (aparta un poco que utilizaremos posteriormente para el amasado).
  4. Cuela el líquido preparado para retirar los granos de anís (a menos que te guste que aparezcan en los pestiños), y mézclalo todo con la harina, y remueve bien la masa.
  5. Una vez tenemos una masa trabajable y homogénea, introducimos en un bol y la tapamos con un paño húmedo o papel film, dejando reposar durante al menos 30 minutos.
  6. Ya solo nos quedaría estirar la masa en pequeñas porciones conformando nuestros pestiños, y friéndolos en abundante aceite caliente.
  7. Una vez fritos, los dejamos sobre papel de cocina para que absorba el aceite y rebozamos en una mezcla de azúcar y canela. Y ya tenemos nuestros deliciosos pestiños.

Motivos para usar aceite de oliva en repostería

Si eres un habitual de nuestro blog, sabrás que el aceite de oliva es un ingrediente clave en la elaboración de gran cantidad de recetas, y muy especialmente en repostería. Los dulces caseros, como es el caso de los pestiños extremeños, son una delicia ya de por si, pero lo serán en mayor medida si utilizas aceite de oliva virgen extra en su elaboración. A continuación te damos algunos de los muchos motivos por los que deberías emplear aceite de oliva en repostería. Toma nota:

  • El aceite de oliva es perfecto en aquellos casos en los que haya problemas de intolerancia a la lactosa, en los que la mantequilla puede ocasionar serios problemas de salud.
  • El aceite de oliva da un sabor más ligero que la mantequilla u otros aceites, lo que permite que los ingredientes principales tengan un mayor protagonismo (almendra, limón, chocolate, etc.).
  • El punto de combustión del aceite de oliva es de aproximadamente 210º, lo que lo hace ideal a la hora de freír dulces típicos como son las rosquillas, los buñuelos, los pestiños o las flores.
  • Debido a su alto contenido en vitamina E, el aceite de oliva ayuda a mantener la frescura de los productos horneados durante más tiempo. Por ello es ideal a la hora de elaborar elaborar bizcochos, magdalenas, perrunillas, hojuelas, etc.
  • El aceite de oliva en repostería reduce de una manera considerable el contenido en colesterol y grasas saturadas, evitando así problemas cardiovasculares y sobrepeso.
  • El aceite de oliva también es perfecto para engrasar bandejas de horno y moldes. Simplemente tienes que repartir bien el aceite por toda la superficie con ayuda de una brocha de repostería.

Hacer pestiños extremeños no es nada complicado, tan solo necesitarás seguir esta receta al pie de la letra, y disfrutarás de un dulce único. Y ya sabes, si es con aceite de oliva, mucho mejor.