Evidentemente, no existe ninguna duda de lo beneficioso y saludable que es el aceite de oliva. Se trata de la grasa vegetal con más propiedades y beneficios, pero, ¿qué nutrientes tiene el aceite de oliva?

Nutrientes del aceite de oliva

En primer lugar, debemos señalar como nutrientes del aceite de oliva los ácidos grasos esenciales, entre los cuales cabe destacar los siguientes:

  • Ácido oleico: Este nutriente del aceite de oliva es un tipo de grasa que ayuda a reducir la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. En concreto, el ácido oleico compone entre el 63 % y el 73 % del aceite de oliva.

 

  • Ácido palmítico: Este tipo de ácido graso lo encontramos en la carne, lácteos y en casi todos los alimentos que contienen grasas, así como en algunos aceites. Se caracteriza por su gran poder antioxidante, además de tener un alto contenido de vitaminas E y A. También nos ayuda a tener una correcta circulación sanguínea. Este ácido compone entre el 7 por ciento y el 17 por ciento del aceite de oliva.

 

  • Ácido linoleico: Se trata de un ácido graso poliinsaturado. Entre sus funciones más características destacan el hecho de que ayuda a disminuir la grasa corporal, además, aumenta la masa muscular, tiene efectos protectores contra algunos tumores cancerígenos y ayuda a luchar contra la diabetes. Este ácido, linoleico, constituye el 10 % del aceite de oliva.

 

  • Ácido Esteárico: Este ácido se encuentra presente en la mayoría de aceites y grasas animales y vegetales. Se trata de una sustancia con múltiples posibilidades, funciones y aplicaciones. Tiene una gran importancia en la industria farmacéutica. En el aceite de oliva su presencia es del 1.5 % y 5%.

Otros nutrientes del aceite de oliva

A parte de los ácidos grasos señalados, otros nutrientes del aceite de oliva igual de importantes, especialmente en el caso del aceite de oliva virgen extra, es el alto contenido en vitamina E.

Ésta vitamina, E, es la encargada de proteger nuestro organismo de la degeneración de los tejidos, lo que ayuda a evitar el envejecimiento, por lo que es frecuente su uso también como cosméticos. Además, aumenta la producción de células de defensa en el cuerpo.

Además, cabe señalar como nutrientes del aceite de oliva su alto valor energético, en torno a 9 kcal/gramo.

En cuanto a otros compuestos de este beneficioso elemento, enumerar los carotenos, clorofilas, tocoferoles, esteroles, o compuestos fenólicos, también muy importante para la salud.

Citados todos estos elementos contenidos en el aceite de oliva es fácil llegar a la conclusión de que existen pocos alimentos que tengan tantas propiedades y nutrientes como el aceite de oliva.

Por ello, son muchos los estudios llevados a cabo en relación a este singular producto, el aceite de oliva y sus nutrientes, siendo todos ellos favorecedores en cuanto a los resultados obtenidos, ya que como ha quedado evidenciado, el aceite de oliva en bueno para nuestra salud.