La mayoría de nosotros tendemos a pensar que el aceite de oliva es como el vino, mientras más tiempo esté guardado en su botella, mayor será su calidad. Nada más lejos de la realidad.

Los aceites de oliva llevan una fecha de consumo preferente, dentro de la cual su productor asegura su olor, sabor, color, composición y características nutricionales y organolépticas.

Fuera de esa fecha el aceite de oliva puede perder todas o parte de sus propiedades. Por ello hoy vamos a hablar de cómo saber si el aceite de oliva está malo.

2 trucos para saber si el aceite de oliva está malo

A la pregunta de si se estropea el aceite de oliva os diremos que sí.

Para conocer cómo saber si el aceite de oliva está malo debemos fijarnos en una serie de indicadores.

Color

Si un aceite de oliva está malo puede presentar un color raro y poco natural.

Debemos tener en cuenta que los aceites de oliva presentan una gama de colores que va desde un verde intenso hasta un dorado.

Cualquier otro color que no esté dentro de esta gama de colores, serán un claro indicador de que ese producto en cuestión no está en buen estado.

Olor

Cuando olemos un aceite de oliva en mal estado éste nos recordará a barniz, pintura, disolvente…

Sabor

Con el paso del tiempo se forman en el aceite de oliva partículas de ácido oleico libres. Éstas partículas hacen que aumente su nivel de acidez, debilitándose así su sabor, tomando un gusto rancio.

Para saber cuanto tiempo se conserva el aceite de oliva debemos tener en cuenta la fecha de consumo preferente que nos indica el propio productor en cada envase.

Propiamente dicho no podemos asegurar que el aceite de oliva tiene fecha de vencimiento, ya que no es así. Sí tiene una fecha preferente para su consumo, a partir de la cual, tal y como os decíamos, el productor no garantiza el estado óptimo de su producto.

Otro aspecto a tener en cuenta a parte de si sí o no caduca el aceite de oliva extra para que conserve todas sus propiedades, es el modo de cómo lo tengamos almacenado.

Este producto debe guardarse en un lugar fresco y que no esté expuesto a la luz solar.

Además, dependiendo del tipo de aceite, durará más conservando todas sus propiedades y características, como es el caso del Aceite de oliva virgen extra.

Este AOVE presenta más estabilidad al tener un nivel de acidez muy bajo, traduciéndose en una mayor conservación de todas sus propiedades durante más tiempo.

En Aceitel, todos nuestros aceites son virgen extra, y en su etiquetado aparece la fecha de consumo preferente para nuestros clientes sepan cuándo ese producto empezará a perder sus propiedades.