¿Te gustaría aprender a hacer una auténtica sopa de poleos extremeña? ¿Todavía no sabes cómo preparar este plato tan típico de la gastronomía extremeña? Hoy en el blog de Aceitel te traemos una de esas recetas que perduran en el tiempo, especialmente en nuestra querida Extremadura. Hablamos de la sopa de poleos extremeña. Un plato sencillo y económico que está bien rico. Toma buena nota de está receta y atrévete a probarla. No te defraudará.

El poleo es una planta muy habitual en determinadas zonas de Extremadura en las que abunda la humedad. Se trata de una planta de hojas pequeñas, de color verde y un agradable olor, cuyas flores de color morado se disponen a modo de racimos. Seguro que conoces la aplicación esta planta en infusiones, pero hoy descubrirás otro modo de aprovechar todos sus beneficios. En este sentido está especialmente indicada como remedio contra los problemas de índole digestivo. Entre sus múltiples propiedades podemos destacar las siguientes:

A) Carminativas: Nos ayuda a expulsar esos incómodos gases que se acumulan en el intestino, especialmente tras determinadas comidas.

B) Estomacales: Nos ayuda a calmar nuestro estómago, gracias principalmente a sus propiedades antiespasmódicas.

C) Coleréticas: Estimula el hígado favoreciendo la secreción de bilis, aunque al mismo tiempo puede llegar a dañarlo si no se consume con la debida prudencia.

D) Respiratorias: Por su contenido en mentol, es habitualmente empleado para tratar afecciones relacionadas con el aparato respiratorio.

E) Anticoagulante: Resulta muy beneficioso para combatir el mal de altura, ya que tiene una gran capacidad para mejorar la circulación sanguínea. Por este motivo también está indicado para aquellos casos de menstruaciones difíciles.

F) Expectorante: Ayuda a disolver las mucosidades de los bronquios, facilitando así su expulsión. Por este motivo es muy recomendable su consumo en el caso de padecer de bronquitis.

G) Calmante: Ha sido probado con resultados satisfactorios para el tratamiento de dolores articulares producidos por enfermedades de carácter reumático, como es el caso de la artritis reumatoide.

Receta de sopa de poleos extremeña

Con todas estas virtudes seguro que te están entrando ganas de consumir poleo. Así que como lo prometido es deuda, vamos con la receta de sopa de poleos extremeña que estamos convencidos de que será todo un éxito en tu mesa. Toma nota.

Ingredientes necesarios

Los ingredientes que necesitarás para hacer una auténtica sopa de poleos extremeña son los siguientes:

  • Un manojo de poleos bien fresco.
  • 100 gr. de tocino.
  • 3 huevos.
  • 1 cucharada de pimentón dulce de La Vera.
  • 1 clavo de olor.
  • 50 ml. de aceite virgen extra Aceitel.
  • 250 gr. de pan.
  • Sal y pimienta al gusto del consumidor.

Pasos para elaborar sopa de poleos extremeña

En cuanto a su proceso de elaboración es muy sencillo. Cualquier persona con unas dotes mínimas en la cocina sería capaz de hacer una buena sopa de poleos siguiendo los siguientes pasos.

  1. Para empezar corta el tocino en lonchas muy finas y alargadas. Si quieres darle un toque original al plato, dale unos cortes al tocino de manera transversal hasta llegar a la corteza, así una vez que esté frito, se abrirá como si de una flor se tratara. Nunca viene mal un toque de creatividad en la cocina. Una vez que hayas frito el tocino apártalo en un plato.
  2. A continuación bate los huevos. Vierte un chorro de aceite virgen extra en una sarten y haz una tortilla redonda y plana. Corta esta tortilla en trozos pequeños.
  3. Aparte, en un mortero, machaca el clavo de olor junto con la pimienta y el ramo de poleo. El resultado de esta mezcla debe ser una pasta.
  4. En cuarto lugar añade al mortero la tortilla y mezclalo todo muy bien.
  5. A continuación, en la misma sartén que hiciste la tortilla, añade el pimentón dulce y muevelo muy rápido, evitando que se queme, y rápidamente añade el contenido del mortero al que previamente has añadido un chorro de agua para deshacer la mezcla.
  6. Es el momento de añadir el agua tan necesaria para preparar cualquier tipo de sopa. Añade también la sal y la pimienta y espera hasta que todo entre en ebullición.
  7. Corta el pan en rebanadas muy finas y ponlo en una sopera. A continuación puedes verter el caldo encima. Tápalo rápidamente con una tapadera o con un plato para que el pan absorba el caldo.
  8. Ya puedes emplatar la sopa. Coloca encima las flores hechas con el tocino frito.

En determinadas regiones, esta receta se elabora empleando patata en lugar de tocino. Una versión más “light” pero que está igual de sabrosa. Así que ya sabes, si eres de los que le gusta cuidarse, no dudes en probar esta variante de la sopa de poleos.

Como has podido comprobar, la receta de sopa de poleos extremeña en una receta muy sencilla y por si eso fuera poco, se trata de un plato muy económico. ¿Quien dijo que comer bien era caro? Hoy te hemos demostrado que no es así. Con unos sencillos ingredientes que todos tenemos en casa podrás preparar un plato muy nutritivo. Y si tienes visita en casa, no dudes en preparar este plato, especialmente en los fríos días de invierno. Sin duda una opción muy completa para sorprender a tus invitados con uno de los platos estrella de la gastronomía extremeña. Si quieres descubrir otras recetas como esta, no dejes de visitar el blog de Aceitel, en el que además de muchas otras cosas, te traemos las mejores recetas de nuestra gastronomía. Todas ellas elaboradas por supuesto con el mejor aceite de oliva virgen de la tierra, nuestro popular aceite Aceitel.